Analisis del Apple iMac (2023)


Se actualiza el procesador, pero se conserva todo lo demás en un dispositivo que sigue la filosofía tradicional del iMac y presenta un costo difícil de justificar.

Durante varios años, el iMac fue considerado como la opción menos destacada en la oferta de computadoras de Apple. En octubre de 2015, la empresa presentó el iMac de 27 pulgadas con pantalla Retina 5K, seguido al año siguiente por el modelo de 21.5 pulgadas. Sin embargo, desde entonces, el desarrollo y la evolución de la línea Todo-en-Uno de Apple se estancaron.

La introducción de los chips Apple M1 finalmente revitalizó estos equipos con la llegada de los iMac M1 en 2021. Estos presentaban un nuevo tamaño de pantalla único de 24 pulgadas y un diseño colorido, convirtiéndolos en una opción renovada para usuarios que buscaban un equipo en este formato con la calidad garantizada de Apple.

Sin embargo, Apple volvió a dejar el iMac en segundo plano un año después. Aunque se esperaba una actualización interna con el lanzamiento de los chips M2, tuvimos que esperar a la llegada de los Apple M3 para presenciar la renovación actual de estos iMac M3 (2023). Estos chips son la principal justificación y, en realidad, la única diferencia respecto a los modelos anteriores. Hemos tenido la oportunidad de evaluar su rendimiento durante varios días para determinar si cumplen con las expectativas de los M3. Aquí vamos.

Ficha tecnica del Apple iMac con chip M3

SOCChip M3 de Apple
CPU de 8 núcleos
GPU de 10 núcleos
PANTALLARetina 4.5K de 23,5 pulgadas
4.480 x 2.520 píxeles (218 ppp)
500 nits, gama cromática alta, True Tone
ALMACENAMIENTO1 TB
MEMORIA24 GB
AUDIOSeis altavoces de alta fidelidad con cancelación de fuerza en los woofers
Soporte Dolby Atmos
Tres micrófonos con calidad de estudio (soporte «Oye Siri»)
CÁMARAFaceTime HD a 1080p
PUERTOS DE CONEXIÓN2 x USB-C (Thunderbolt 4)
Toma de auriculares
Gigabit Ethernet
2 x USB-C (USB 3)
CONECTIVIDADWi‑Fi 6E (802.11ax), Bluetooth 5.3
ENTRADAMagic Keyboard con Touch ID y teclado numérico
Magic Mouse
Magic Trackpad
SISTEMA OPERATIVOmacOS Sonoma
DIMENSIONES Y PESO547 x 461 x 147 mm (soporte incluido)
4,48 kg (según modelo)
ADAPTADOR DE CORRIENTE143 W
Toma Gigabit Ethernet
PRECIO2.930 euros (según configuración actual)

Un diseño impresionante que continúa sorprendiendo por su delgadez

La actualización de los iMac en 2021 introdujo numerosas mejoras en el diseño de los dispositivos. Se incorporaron nuevos colores, los siete que originalmente formaban parte del primer logotipo oficial, presentados en tonos pastel un tanto suavizados. Además, el diseño se caracterizó por una sorprendente delgadez.

En esos 11,5 mm de grosor del panel se encuentran alojados todos los componentes del iMac, aunque en realidad, el verdadero núcleo del iMac ocupa solo una pequeña fracción de ese espacio. Desde los iMac de 1998 con carcasa semitransparente, ha pasado mucho tiempo, y a lo largo de las sucesivas iteraciones, el diseño de este Todo-en-Uno ha evolucionado hasta llegar a esta última versión.

El formato sigue manteniendo la herencia de las primeras generaciones, destacando la pantalla como protagonista absoluta. Detrás de ella, Apple ha integrado todos los componentes, y con la llegada de la familia Apple Silicon, se logró ahorrar más espacio que nunca gracias a la eficiencia de estos procesadores.

De hecho, la placa base de los iMac se sitúa en la parte baja del equipo, en esa pronunciada barbilla que quizás pueda resultar llamativa en este momento. Es posible que Apple haya preferido comprometer la estética, ya que un formato sin esa barbilla, más simétrico, sería aún más impresionante, en favor de la integridad estructural del equipo. Este elemento tiene un propósito funcional y también uno distintivo: preserva la herencia de los iMac antiguos y reconocibles.

De hecho, los bordes de la pantalla, junto con la barbilla, permiten a Apple evitar la inclusión de algo que ya ha incorporado en otros dispositivos: el notch o, en los casos más recientes, la isla dinámica. En los MacBook Pro y MacBook Air, la introducción de este elemento carece de sentido funcional, ya que no hay espacio para Face ID, y la decisión de incluirlo es puramente estética. De esta manera, uno puede reconocer fácilmente un nuevo MacBook Pro o MacBook Air por el notch. En el caso del iMac, esto no parece necesario, quizás debido a la presencia de la barbilla.

Este diseño está rematado por el soporte de la pantalla, que permite inclinarla pero no ajustar la altura, y una parte trasera que presenta tres elementos destacados. En primer lugar, el prominente logotipo de Apple. En segundo lugar, se encuentran los cuatro puertos USB-C con interfaz Thunderbolt 4 en la parte inferior izquierda de la parte posterior (que son solo dos en el modelo base). Y en tercer lugar, está el conector magnético para la alimentación, que facilita la conexión del cable de alimentación.

Este último componente destaca por su excelente desempeño, siguiendo la línea del puerto MagSafe presente en los portátiles de Apple. El adaptador de corriente, aunque de tamaño considerable, viene acompañado en el equipo de prueba proporcionado por la compañía con un puerto Gigabit Ethernet adicional. Esto permite aprovechar la conexión, la cual no está disponible en la parte posterior, una omisión que considero notable en un equipo de escritorio.

La conectividad inalámbrica cumple su función, pero la ausencia de esta capacidad ciertamente implica un sacrificio en aras de la delgadez y la estética del equipo. Aquellos que deseen esta capacidad tendrán que hacer un desembolso adicional, ya sea mediante un adaptador de USB-C a Ethernet (o un dock) o mediante la adquisición del mencionado adaptador de corriente, el cual está incluido en los modelos más costosos de los iMac M3.

Es necesario mencionar los accesorios que venían incluidos con nuestro equipo de pruebas. El teclado Magic Keyboard con sensor Touch ID, proporcionado en este caso pero disponible como un extra en el modelo estándar, tiene un diseño excelente y ofrece un rendimiento destacado. Su perfil bajo es envidiable, especialmente si prefieres esta opción. Sin embargo, sigue siendo recargado a través del puerto Lightning y carece de retroiluminación, una omisión difícil de justificar dada la tarifa de estos equipos.

El ratón Magic Mouse incluido se caracteriza por su diseño extremadamente plano, que en mi opinión no es especialmente ergonómico. Además, cuenta con un sistema de carga peculiar: un conector Lightning, que tiene los días contados, y está inexplicablemente ubicado en la parte inferior. Utilizar el ratón mientras se carga resulta prácticamente imposible. Como explicó nuestro colega Miquel López en Applesfera, es común dejar de usarlo y optar por una alternativa más conveniente.

En el equipo de prueba, Apple incluyó el Magic TrackPad, disponible opcionalmente por 155 euros. Esta superficie táctil funciona de manera intuitiva y proporciona una forma agradable de interactuar con el equipo, ofreciendo una alternativa interesante al ratón.

De todas formas, la atención al detalle sigue siendo una de las características distintivas de este equipo. Esto se evidencia desde la caja que lo contiene, que en sí misma es un pequeño ejercicio de ingeniería, hasta la calidad de los cables incluidos para cargar el ratón o el adaptador de corriente, que presentan acabados excepcionales.

Problema en la pantalla del iMac: Exceso de resolución para la diagonal disponible.

Apple optó por eliminar las dos opciones de diagonales anteriores de 21,5 y 27 pulgadas en la renovación de estos equipos. En su lugar, la presentación de los nuevos iMac M1 en 2021 nos impresionó con un formato exclusivo: una pantalla de 24 pulgadas, corrigiendo, 23,5 pulgadas, con una resolución de 4.480 x 2.520 píxeles y una densidad de 218 píxeles por pulgada.

La calidad del panel es excepcional, ofreciendo hasta 500 nits de brillo y empleando la tecnología True Tone para ajustar la temperatura del color según la luz ambiente. Los colores son vibrantes, sin llegar a ser demasiado llamativos, y la definición es fantástica.

El inconveniente radica precisamente en el tamaño. Las 24 pulgadas resultan limitadas para la alta resolución, y lo habitual, a menos que se tenga una visión excepcional, es utilizar la resolución escalada para visualizar todo, especialmente los textos, a un tamaño adecuado.

Sería ideal contar con una diagonal de 27 pulgadas y, si se quisiera ir más allá, dar el salto a una resolución 5K. Aunque Apple no tiene planes de lanzar un modelo con esa configuración, se podría optar por adquirir un Mac mini o un Mac Studio y conectarlo a un monitor como el Studio Display, revisado hace unos meses, que vende Apple. También se podría conectar a cualquier otro monitor.

La renuncia del iMac a esa dimensión resulta extraña, considerando que Apple ha observado el gusto del público por las pantallas grandes, como se evidencia en el iPhone 15 Pro Max. Aunque es comprensible que esto aumentaría las dimensiones y el peso del equipo, podría ofrecer la oportunidad de incluir más puertos de conexión y una configuración más profesional para aquellos que prefieren el formato Todo-en-Uno.

La diagonal que hace recomendable una resolución escalada implica compromisos en el uso diario. En mi caso, suelo trabajar con dos ventanas de navegador enfrentadas. Tanto en mis Mac mini M1 como en este iMac, he utilizado Rectangle porque inexplicablemente macOS aún no proporciona una manera sencilla de acoplar ventanas a los bordes o esquinas de la pantalla, como lo hace Windows.

En esta pantalla, noto que las ventanas enfrentadas se vuelven algo estrechas, ya que la resolución en anchura es menor que la que uso habitualmente en mi día a día, que es de 1440p. Esto conlleva una limitación molesta en el espacio de trabajo al dividir las ventanas.

Sin embargo, tres elementos integrados en la pantalla merecen destacarse. En primer lugar, la cámara web FaceTime con calidad de 1080p, que captura imágenes con excelente detalle y color, superando a muchas de las cámaras web «1080p» que he probado en los últimos años. En segundo lugar, los micrófonos, que se desempeñaron de manera sobresaliente y probablemente sean suficientes para aquellos que deseen iniciarse en la grabación de podcasts o transmisiones de video en vivo en plataformas como Twitch.

El tercer aspecto destacado es el sonido. El sistema de seis altavoces con dos woofers con «cancelación de fuerza» (ubicados en direcciones opuestas para cancelar las vibraciones de los bajos) sigue ofreciendo una calidad de sonido más que decente. Aunque prefiero utilizar altavoces externos dedicados para esta tarea, la compatibilidad con Dolby Atmos Spatial Audio garantiza la posibilidad de disfrutar de diversos contenidos audiovisuales y música con gran calidad.

La toma de auriculares de 3,5 mm en el lateral izquierdo es un añadido bienvenido, que además es compatible con auriculares de alta impedancia. El sonido se emite a través de una rejilla en el borde inferior de la pantalla, reflejándose luego en la superficie de la mesa en la que se apoya el iMac.


Desempeño Excepcional: el Chip M3 Ofrece un Rendimiento Sobresaliente

La característica distintiva y exclusiva de los iMac más recientes radica en la incorporación de los procesadores Apple M3, que han experimentado un notable avance en su proceso de fabricación al adoptar la tecnología de fotolitografía de 3 nanómetros de TSMC.

Gracias a estos avances, se ha logrado una mejora significativa en eficiencia y rendimiento, destacando especialmente en la unidad de procesamiento gráfico (GPU) integrada. En particular, los modelos M3 Pro y M3 Max han demostrado ser competidores respetables de las tarjetas gráficas dedicadas de AMD y NVIDIA que se encuentran en PCs con sistema operativo Windows. Durante nuestras pruebas con el iMac M3, la experiencia fue excepcionalmente fluida, y los resultados de los benchmarks revelaron mejoras sustanciales en comparación con sus predecesores de 2021.

GEEKBENCH 6PUNTUACIÓN MONONÚCLEOPUNTUACIÓN MULTINÚCLEO
IMAC M117507699
MAC MINI M117367475
MAC MINI M2267710112
IMAC M3317712046

En las evaluaciones realizadas con Geekbench 6, se evidencia un rendimiento significativamente mejorado en comparación con los modelos M1, tanto en el desempeño de un solo núcleo como en el rendimiento multinúcleo. En cambio, las mejoras con respecto a los modelos M2 son más modestas en comparación.

CINEBENCH R23CPU SINGLE CORECPU MULTI CORE
IMAC M115007809
MAC MINI M115197730
MAC MINI M216448714
IMAC M318969515

En las evaluaciones realizadas con Cinebench R23, las mejoras en el rendimiento de la CPU tanto en mononúcleo como en multinúcleo son notables al comparar este equipo con su versión anterior, que estaba equipada con los chips M1.

BLACKMAGIC DISK SPEED TESTLECTURAESCRITURA
IMAC M12834,92935,2
MAC MINI M11951,12837,4
MAC MINI M24040,95750,6
IMAC M32960,22839,9

La actuación de la unidad SSD en los iMac M3 es excelente, aunque sorprendentemente, en este aspecto, el rendimiento es inferior al de los Mac mini M2 que examinamos anteriormente. En este ámbito, las cosas no han cambiado mucho desde la introducción de los primeros dispositivos con chips M1. A pesar de que nuestro equipo estaba configurado con 1 TB de SSD, es importante señalar que el modelo base cuenta únicamente con 256 GB, y la ampliación de esta capacidad resulta bastante costosa.
3DMARK WILD LIFE EXTREMEPUNTUACIÓNFPS
IMAC M1468826,9
MAC MINI M1480728,8
MAC MINI M2686741
IMAC M3792347,4

También evaluamos el desempeño de la GPU, que en este modelo cuenta con 10 núcleos (ocho en el modelo base) y, sin duda, muestra mejoras significativas en comparación con los chips M1 y M2. En la prueba 3DMark Wild Life Extreme, se observa un aumento notable en comparación con los M1, aunque es menos pronunciado en comparación con los M2.

Es importante destacar que las variantes más potentes de estos chips (M3 Pro, M3 Max y los hipotéticos M3 Ultra) muestran un rendimiento equiparable a las tarjetas gráficas de juegos convencionales.

En macOS Sonoma, existe un «modo Juego» que prioriza automáticamente la experiencia de CPU y GPU al ejecutar videojuegos, aunque esto no convierte a esta computadora en la más adecuada para juegos, representa un guiño a estos escenarios que están ganando protagonismo en estos equipos.

Las pruebas confirman que estos chips son considerablemente más potentes que sus predecesores. La pregunta clave aquí es si estas mejoras son suficientes para aquellos que consideran actualizar desde los anteriores iMac M1. La mejora es definitivamente notable y, como indican los resultados de las pruebas, esta mayor potencia permite ahorrar tiempo en muchas tareas, lo cual siempre es beneficioso.

Durante el periodo de prueba, no he notado diferencias significativas en el uso diario de este equipo en comparación con el Mac mini M1 que utilizo regularmente, excepto quizás una mayor rapidez al abrir aplicaciones. La descripción de este equipo como un modelo «para navegar y realizar tareas de oficina» es limitada: personalmente, realizo tareas más exigentes en el M1, como la edición de vídeos en 4K con DaVinci Recode sin problemas, y el M3 puede ejecutar estas tareas de manera más eficiente. A pesar de su configuración inicial, no es en absoluto un equipo básico, y estos chips han demostrado durante años que son tan capaces como las PCs con especificaciones más llamativas.

En realidad, cada segundo ahorrado durante el uso acumula beneficios con el M3. Aunque la mejora no sea inmediatamente evidente, está claro que con el tiempo es posible ahorrar tiempo de manera significativa. Esto es algo que ocurre con cada nueva iteración de un producto, y si esta mejora compensa o no depende de las necesidades y preferencias individuales de cada usuario.

iMac M3 (2023)


La noticia positiva es que Apple continúa dedicando atención al iMac. Sin embargo, la desventaja es que esta nueva versión es una actualización bastante conservadora que se centra exclusivamente en cambiar el sistema en un chip (SoC). Todo lo demás permanece sin cambios, incluidas las estrategias de precios, que contienen decisiones que consideramos cuestionables para los usuarios.


La primera cuestión se refiere al modelo base. En 2023, es difícil justificar que un equipo con un precio superior a 1.600 euros, específicamente 1.619 euros, venga con solo 8 GB de memoria y 256 GB de capacidad. Aunque la calidad de fabricación es destacada y el equipo, incluso con esa configuración, puede superar a un PC basado en Windows con esas especificaciones, resulta complicado recomendar este modelo básico a aquellos que buscan un uso a largo plazo. Apple ha limitado las opciones de actualización en sus dispositivos durante años, y el iMac es un claro ejemplo: si adquieres la versión con 8 GB de memoria unificada y 256 GB de almacenamiento, eso es lo que tendrás permanentemente. Aunque puedes conectar unidades externas de disco, ampliar la memoria resulta costoso. Sin embargo, lo que realmente encarece el costo son las ampliaciones de SSD, ya que son notablemente caras. Por ejemplo, una unidad de 2 TB en formato M.2 cuesta alrededor de 100 euros en la actualidad y puede instalarse en cualquier PC de sobremesa. Pero realizar la misma actualización en el iMac tiene un costo de 920 euros, nueve veces más caro.

Este equipo, con la configuración que Apple ha seleccionado junto con los accesorios, alcanzaría un costo de 2.930 euros, una cantidad significativa para esa configuración. Aunque el dinero no sea una restricción, este iMac posee un diseño atractivo y, en términos de funcionalidad, no presenta problemas. Sin embargo, por el mismo precio, consideramos que existen opciones más acertadas, incluso dentro del propio catálogo de productos de Apple.

Además, otro aspecto desfavorable es que los iMac M1 (2021) ya seguían un enfoque similar, y la actualización a esta versión no parece particularmente interesante. Aunque los nuevos iMac M3 (2023) representan un paso adecuado para aquellos que buscan lo último y mejor, creemos que hay alternativas más destacadas en este segmento.

Ultimas Entradas Publicadas

La innovadora Startup de limpieza de apartamentos turísticos

Con una visión fresca y un enfoque innovador, AirClin, la startup especializada en la limpieza de apartamentos turísticos, ha llegado ...
Magcubic Hy300

Magcubic Hy300: Un proyector inteligente que proyecta de forma potente

El nuevo proyector Magcubic Hy300 está generando mucho interés y expectación entre los usuarios que buscan un proyector inteligente de ...

La privacidad en la era de la IA: Italia vuelve a presionar a OpenAI

La inteligencia artificial (IA) ha experimentado avances sin precedentes en los últimos años. Sistemas como ChatGPT de OpenAI pueden mantener ...

Tablet Fire: Una opción Económica de Amazon

El mercado de las tabletas está dominado por unas pocas marcas grandes como Apple y Samsung que son bastante caras ...

Paneles solares transparentes: Revolucionando la energía solar

Los paneles solares transparentes son una nueva y revolucionaria tecnología solar que combina la transparencia con la capacidad de generar ...

El revolucionario primer implante humano de Neuralink

Neuralink, la ambiciosa startup de interfaces cerebro-computadora fundada por Elon Musk, acaba de alcanzar un importante hito tecnológico y científico ...

Hacks para elegir la silla gaming perfecta

Elegir la silla gaming adecuada es fundamental para disfrutar al máximo de largas sesiones de juego. Una buena silla gaming ...

Code Llama 70B va a revolucionar tu flujo de trabajo de codificación

El Code Llama 70B es la última versión del popular software de programación Code Llama. Esta nueva iteración introduce varias ...

Cómo crear tus propios stickers de WhatsApp

WhatsApp se ha convertido en una de las aplicaciones de mensajería más populares del mundo, con más de 2.000 millones ...

Decodificadores TDT: más allá de la televisión digital

La televisión digital terrestre (TDT) llegó a España en el año 2000, marcando el inicio de la transición de la ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *