Cómo las grandes plataformas tecnológicas explotaron nuestra atención y datos personales


Conjunto de diferentes logos de redes sociales.

Durante años, plataformas de redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter nos permitieron publicar contenido, interactuar con otros usuarios y construir comunidades en línea de forma gratuita. A cambio, estas compañías generaban ingresos millonarios al monetizar nuestra atención y recolectar y vender nuestros datos personales a anunciantes.

Pero esto está cambiando. En los últimos meses, tanto Meta (empresa matriz de Facebook e Instagram) como Twitter anunciaron el lanzamiento de nuevas suscripciones de pago para acceder a funciones exclusivas en sus plataformas. Se trata de un giro radical en el modelo de negocios que utilizaron durante años para crecer exponencialmente.

Meta lanzó Instagram Subscriptions, un servicio de suscripción mensual que les permite a los creadores de contenido cobrar por acceso exclusivo a Stories, Lives y newsletters. Por su parte, Twitter introdujo Twitter Blue, una membresía que otorga insignias de verificación, funciones de edición de tweets, modo lectura, entre otros beneficios.

Si bien estas nuevas opciones de pago son optativas, la tendencia parece avanzar hacia un futuro donde las grandes plataformas ya no serán 100% gratuitas para los usuarios. Quienes deseen acceder a ciertas funcionalidades o experiencias exclusivas deberán pagar una tarifa.

Esto marca un punto de inflexión después de casi 20 años donde entregamos nuestro tiempo, atención, datos personales y contenido generado por usuarios de forma gratuita a estas plataformas. Durante este tiempo, nos volvimos dependientes de las redes sociales para socializar, informarnos, hacer negocios y más. Pero ahora estas grandes corporaciones tecnológicas quieren empezar a cobrarnos por usar los mismos servicios que antes nos brindaban “gratis”.

El gran problema es que en ningún momento fue realmente gratis

 Todo este tiempo estuvimos pagando un alto precio con nuestra privacidad y atención. Permitimos que las grandes plataformas tecnológicas monitorearan cada uno de nuestros likes, shares, búsquedas y movimientos en línea. Les entregamos gratuitamente contenido de valor que después vendían a anunciantes.

Les dimos tanto poder sobre nuestras vidas que ahora no podemos vivir sin estas plataformas. Y es justamente este alto nivel de dependencia y adicción lo que les permite introducir modelos de suscripción paga sin consecuencias significativas sobre su base de usuarios.

Si algo nos enseñó esta última década es que, si el producto es “gratuito”, entonces tú eres el producto. Las redes sociales explotaron durante años nuestra atención, datos y contenido generado por usuarios para enriquecerse. Ahora, quieren exprimir aún más ganancias al introducir servicios de pago por funciones que deberían venir incluidas para todos los usuarios desde un inicio.

Es tiempo de replantearnos nuestra relación de codependencia malsana con las grandes corporaciones tecnológicas y las redes sociales. Debemos valorar más nuestra privacidad, tiempo y capacidad de generar contenido con valor. Y pensar dos veces antes de pagar por “funcionalidades premium” en plataformas que durante años se enriquecieron a nuestra costa.

La alternativa: redes sociales descentralizadas basadas en blockchain

Frente a este panorama donde los gigantes tecnológicos buscan exprimir cada vez más dinero de sus usuarios, surgen alternativas interesantes del mundo de las criptomonedas y la tecnología blockchain.

Se trata de redes sociales descentralizadas que funcionan sobre blockchains públicos como Ethereum. Al no tener una empresa central que las controle, estas plataformas son autogobernadas por los propios usuarios por medio de sistemas de votación transparentes y anónimos.

Ultimas Entradas Publicadas

La innovadora Startup de limpieza de apartamentos turísticos

Con una visión fresca y un enfoque innovador, AirClin, la startup especializada en la limpieza de apartamentos turísticos, ha llegado ...
Magcubic Hy300

Magcubic Hy300: Un proyector inteligente que proyecta de forma potente

El nuevo proyector Magcubic Hy300 está generando mucho interés y expectación entre los usuarios que buscan un proyector inteligente de ...

La privacidad en la era de la IA: Italia vuelve a presionar a OpenAI

La inteligencia artificial (IA) ha experimentado avances sin precedentes en los últimos años. Sistemas como ChatGPT de OpenAI pueden mantener ...

Tablet Fire: Una opción Económica de Amazon

El mercado de las tabletas está dominado por unas pocas marcas grandes como Apple y Samsung que son bastante caras ...

Paneles solares transparentes: Revolucionando la energía solar

Los paneles solares transparentes son una nueva y revolucionaria tecnología solar que combina la transparencia con la capacidad de generar ...

El revolucionario primer implante humano de Neuralink

Neuralink, la ambiciosa startup de interfaces cerebro-computadora fundada por Elon Musk, acaba de alcanzar un importante hito tecnológico y científico ...

Hacks para elegir la silla gaming perfecta

Elegir la silla gaming adecuada es fundamental para disfrutar al máximo de largas sesiones de juego. Una buena silla gaming ...

Code Llama 70B va a revolucionar tu flujo de trabajo de codificación

El Code Llama 70B es la última versión del popular software de programación Code Llama. Esta nueva iteración introduce varias ...

Cómo crear tus propios stickers de WhatsApp

WhatsApp se ha convertido en una de las aplicaciones de mensajería más populares del mundo, con más de 2.000 millones ...

Decodificadores TDT: más allá de la televisión digital

La televisión digital terrestre (TDT) llegó a España en el año 2000, marcando el inicio de la transición de la ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *